Julio Dely Valdés de Panamá: “Hemos dado un gran salto, esto es enorme”.

Pocos podían captar bastante como él lo que esto significaba. Dely Valdés jugó en Argentina, Uruguay, Francia, Italia y España, pero nunca en la Copa del Mundo. Su hermano mayor Armando, quien murió en 2001, jugó en Argentina, Uruguay e Israel y tuvo un estadio en Colón que lleva su nombre. Y el gemelo de Julio, Jorge, lo siguió a Argentina y luego a la Nacional de Uruguay, antes de jugar en Chile y Japón. Julio, con 44 partidos y 15 goles, y Jorge se retiraron del fútbol internacional juntos en octubre de 2005. Julio anotó más de 120 goles en el Paris Saint-Germain, Cagliari, Oviedo y Málaga; de la probable escuadra de Panamá este verano, algunos están en Europa, Eslovenia y Rumania, y en los equipos B del Deportivo La Coruña y Gent.Sin embargo, esta generación ha logrado algo impensable cuando jugó.

Solo que, también es su generación; Estos son sus jugadores, y se embarcó en este viaje con ellos. Se necesitó un gol en el minuto 87 para llevar a Panamá a la Copa del Mundo a expensas de los EE. UU. En 2018; en 2014 se les había negado la oportunidad de ir a un play-off de la Copa Mundial por un gol de último minuto de EE. UU. Julio Dely Valdés fue su entrenador, Jorge su asistente. La mayoría de los jugadores de ese entonces estarán en Rusia, con la redención entregada. “El vestuario ese día…” empieza a decir Dely Valdés.Se detiene, infla sus mejillas. “Triste”, añade, lentamente. “En toda la sala había gente sollozando”.

Dely Valdés se convirtió en gerente de Panamá en 2006, básicamente porque no había nadie más. “Habían despedido al entrenador, se avecinaban dos juegos y era como: ‘Julio puede hacerlo’. Mi segundo juego fue a Perú, donde nunca ganamos, donde fuimos derrotados 7-0 , y ganó 0-2. “Ooh!” Jajaja. “¿Qué está pasando aquí?” Entonces, me quedé y me hice cargo de cinco juegos, antes de ir a España “. Facebook Twitter Pinterest El entrenador de Panamá, Hernán Darío Gómez, celebra la victoria sobre Costa Rica en la Ciudad de Panamá que aseguró la clasificación para la Copa Mundial.Fotografía: Alejandro Bolívar / EPA-EFE

“La segunda vez fue después de que [el entrenador de inglés] Gary Stempel en 2009”, continúa. “Tuve suerte: Jorge era el asistente de Stempel y se quedó conmigo, así que supe lo que iba a encontrar y tomé lo que había aprendido en Europa. Técnicamente, los jugadores panameños son buenos, fuertes y rápidos, pero indisciplinados en todos los sentidos, dentro y fuera del terreno de juego “.

Dely Valdés era un panameño inusual, entonces. El hijo de un secretario del gobierno local y trabajador del canal, “personas puntuales, serias y responsables”, en palabras de su hijo, toma la disciplina con seriedad. “Tuve suerte de tener la autoridad de quién era [como jugador] y usé eso.Dije: ‘No permitiré esto, esto o esto’. Le dije a ocho o nueve jugadores clave, líderes, y cuando hubo el menor acto de indisciplina…”Hace clic en sus dedos. “Corté cabezas. Y los otros piensan: ‘Si le cortan la cabeza a este tipo que es un líder…¡oooh!’ “Play Video 8:40 El viaje de la Copa Mundial de Panamá: el ex entrenador de Millwall detrás de su éxito – video

Dely Valdés cuenta la historia del autobús del equipo que se fue sin Luis Tejada, el delantero estrella, que no se presentó y se quedó afuera. Aunque regresó más tarde y, ahora con 36 años, estará en Rusia, como dice Dely Valdés, esa fue una batalla importante ganada.Sin embargo, cuando se trató de la batalla más grande, en el momento en que pudieron haber hecho historia, perdieron, la calificación para 2014 fue negada dramáticamente.

“Lamentablemente, tuvimos que pasar por eso”, Dely Valdés, de 51 años. dice. “Pero, entonces, tal vez teníamos que pasar por eso. Hizo al equipo nacional más fuerte. Teniéndolo tan, tan cerca…tan lejos. Fue el minuto 91 cuando América anotó y no estaban jugando por nada, pero perdimos el juego, eh. Lo hicimos. Éramos los que no sabíamos cómo manejar la situación.

“Ese juego siempre estará en mi cabeza, todavía está dando vueltas. Cuatro días antes, juegas a México y pierdes en el último minuto, por lo que tienes la experiencia, has sido advertido.Luego jugamos en los Estados Unidos, ganamos 1-0 en el medio tiempo y les digo a los jugadores: ‘Recuerden esto: habrá un momento en el que tendremos que estar detrás de la pelota, cada uno de nosotros, defendiendo a La muerte. ‘Los Estados Unidos igualan, vamos 2-1 arriba. Es el minuto 80, estás ganando 2-1, tienes que pensar: “Este es el momento”. Pero cuando anotamos para que sea 2-1, los jugadores estaban llorando. Estábamos como: “¡No está terminado! Tienes un lugar en la Copa del Mundo, pero debes protegerlo con tu vida “. Facebook Twitter Pinterest Gabriel Gómez, Felipe Baloy y Blas Pérez se toman un descanso durante el entrenamiento en el Estadio Rommel Fernández. Fotografía: Ramon Lepage para The Guardian

Y luego sucedió. El sueño de Panamá se evaporó.Dely Valdés se fue. “Volveré, estoy seguro, pero han sido difíciles, tres años difíciles, y quería irme. Habíamos desarrollado mucho: una final de la Copa del Oro, otra semifinal, muy cerca de la Copa del Mundo. Regresamos al hotel y, cuando nos despedimos, dije: “Chicos, esto tenía que suceder. Es triste, pero tenemos que aprender de esto. “Y lo hicimos, realmente lo creo”. El duro enfoque de Panamá en la pérdida de Dinamarca le da a Inglaterra algo para reflexionar Lea más

Cuatro años después de Torres, quien ha estado en la selección nacional durante 12 años, corrió para marcar al ganador, eliminando a los EE. UU., que perdieron 2-1 en Trinidad & amp; Tobago cuando un empate los hubiera puesto en la final. “Yo estaba tan feliz.Todavía hablo con muchos de ellos, especialmente con Jaime Penedo, [pero también] [Felipe] Baloy, [Adolfo] Machado, Torres…Hemos recorrido un largo camino y esto es enorme. A la gente siempre le ha gustado el fútbol, ​​pero no era el deporte principal. Hemos tenido campeones mundiales de boxeo, jugadores en las Grandes Ligas, jugadores de baloncesto en la NBA. Es un proceso largo: cuando fui, recuperé lo que aprendí. Mira lo que hizo Rommel Fernández en Valencia, Albacete, Tenerife; mi hermano en argentina; René Mendieta en México. Y ahora [Blas] Pérez, Tejada, todos estos jugadores. Los niños los miran ahora. Tal vez les abrimos la puerta; ahora están abriendo la puerta a otros.

“Esto debería ser el comienzo de algo: ¡Panamá en la Copa del Mundo! Hemos dado un gran salto, es el deporte más grande del país ahora y tenemos que seguir construyendo.Iré a Rusia con mi familia, usando la camisa. Lo voy a disfrutar todo Panamá lo hará ”.